El autoconocimiento es un camino, es la base de tu autoestima y de tu sentido de ser.

Para muchas personas es un llamado al que necesitan acudir, para tener una mayor comprensión de sí mimos. Por eso, lo considero el viaje al que todos estamos llamados a hacer en cualquier momento de la vida. Y me encanta encontrarme con estas personas a las que llamo buscadoras, pues han despertado sus sentidos a ese llamado interior de caminar al encuentro de si mismas y dar el paso de integrarse en quienes son, su historia y su misión de vida.

Conocerse a uno mismo va más allá de saber lo que te gusta o te enfada. Es el poder reconocerte en medio de todo lo que haces cada día. Se relaciona fuertemente con tu calidad de vida, pues al conocerte sabes en qué necesitas atención para crecer y desarrollarte. El autoconocimiento es más un proceso de vida y una actitud, que un hecho específico donde ocurre el “acto mágico de la sapiencia interna”. Es por ello que si estás en ese camino de conocerte y te has estado haciendo esas preguntas como ¿Quién soy? ¿Qué quiero de la vida? ¿Cuáles son mis fortalezas? o ¿Por qué reacciono de esa forma?, te traigo estos 5 pasos para que puedas avanzar en tu camino de autoconocimiento, aceptación y amor personal.

 

Beneficios de enfocarte en tu autoconocimiento:

  • Te das la oportunidad de aprender cómo eres, tus fortalezas, el funcionamiento de tu energía vital y las mejores formas de lograr enfocarte para alcanzar tus objetivos.
  • Es la mejor vía para trabajar la mejora continua de ti mismo. Retarte de forma constructiva en diferentes áreas de tu vida para llevar a sentirte en mayor plenitud personal.
  • Te descubres como una persona única, valiosa y merecedora de todo lo bueno que puedes crear con tu talento.

 

Vamos con los 5 pasos del autoconocimiento:

 

PASO 1. Tus herramientas:

Si seguimos con la analogía del viaje de autoconocimiento, el primer paso es que tengas claras las herramientas que necesitas para tu viaje, te sugiero preparar:

Tu diario: Es importante contar con un diario donde dibujarás o escribirás las crónicas de tu viaje, tus descubrimientos y dudas. Allí puedes tomar el apunte de tu viaje.

Línea de la vida: Dibujas en tu diario una línea horizontal ubicando en el punto medio el ahora. Hacia la izquierda tus hechos pasados con los acontecimientos relevantes que has vivido y cómo ellos te van formando y hacia la derecha del punto medio ubicas tu futuro, esos objetivos que quieres alcanzar, tus metas y tus sueños. Con esta herramienta tendrás una “vista panorámica” de lo que ha sido tu viaje hasta ahora, lo que has aprendido, tus descubrimientos y como todo esto puede ir potenciando tu futuro, la forma en cómo vas a ir alcanzando tus metas sin dejar de ser quien eres.

Pruebas psicológicas: Con esto no te estoy sugiriendo que te frenes a ver los resultados de los test que aparecen en redes sociales o revistas, si no que te des la oportunidad de, en manos de un profesional, permitirte conocer a través de alguna prueba de personalidad que te abra más en la comprensión de quién eres.

Asesoría profesional: En ciertas etapas de este viaje es posible que necesites acompañamiento. Busca una persona que cumpla con la preparación profesional y con quien te sientas en comodidad para compartir tu viaje y resolver allí dificultades o enigmas que de otra forma no descubrirías. En mi caso pues te recomiendo el apoyo psicológico, pues en nuestra profesión tenemos la formación científica y profesional que permite hacer un proceso integral y profundo de este viaje que haces de autoconocimiento. Ven y conoce mi Programa Individual Atrévete a ser tu es mi propuesta para tu transformación integral.

 

PASO 2. Gestiona tus emociones:

Sí, el siguiente paso es desarrollar tu Inteligencia Emocional. Estas son tus capacidades para hacer esa lectura de lo que ocurre en tu interior y así tomar una decisión acerca de lo que harás con lo que sientes y cómo actuarás frente a otras personas. Es aprender a reconocer tu lenguaje emocional, ¿sabes cómo eres cuando estás triste, enojado o feliz? ¿reconoces lo que puedes hacer para no quedarte allí en medio de esas emociones incómodas? ¿puedes continuar con tu vida cotidiana a pesar de tu incomodidad emocional?. Tener una respuesta a estas preguntas es parte de lo que significa gestionar tus emociones.  Para aprender a gestionarlas recurre a las herramientas que te he compartido, te van a ayudar en el proceso.

 

PASO 3. Tu espiritualidad:

Más allá de las creencias religiosas es valioso darse la oportunidad de sincronizarte espiritualmente. Tener tu actividad diaria de introspección espiritual, permite verte de forma integral, desarrollar tu intuición y alimentar tu agradecimiento. Abrir tus ojos a las maravillas que ocurren diariamente en tu vida y llegar a asombrarte por ello.

 

“Los milagros te honran porque eres digno de ser amado. Desvanecen las ilusiones que albergas acerca de ti mismo y perciben la luz en ti”

UCDM

 

PASO 4: Equilibra tus roles de vida:

¿Tienes claros tus roles de vida? ¿En cuáles te has enfocado últimamente? Esta revisión no es para que te lleve a juzgarte como una persona abandonada de si misma. Es para que observes todos tus roles de vida y tomes las decisiones en cuanto a recuperar y mantener ese balance entre todos ellos. Este equilibrio te permitirá ser más flexible y creativo en tus relaciones con los demás.

 

PASO 5. La mejora continua:

Es la actitud de aceptar el nivel en que estás de tu autoconocimiento y tu desarrollo personal, para que tomes las decisiones acerca de tus futuros desafíos personales. Stephen Covey lo explica muy bien en su hábito 7 “afilar la sierra”. Cuando él explica la necesidad de trabajar en las cuatro dimensiones humanas (física, socio-emocional, mental y espiritual), reservando el tiempo y la disposición personal para mejorarse a sí mismo con una combinación de rutinas constructivas como: ejercicio físico, lectura, adecuada alimentación, enriqueciendo las relaciones personales y la meditación.

 

Conocerte en profundidad y de manera íntegra, es la base para desarrollar una adecuada calidad de vida, buenas relaciones personales y un sentido constructivo de quien eres. Si quieres hacer este viaje, ten propongo el Programa Individual Atrévete a ser tu. Allí lograrás hacer esa conexión que tanto has buscado.

Mientras tanto te pregunto, ¿Qué vas a hacer hoy por ti?

Compártelo en los comentarios y conozcámonos un poco más.